“Vamos, viejito, que nos queda para rato” (Los Cafres en La Plata)

El Teatro Coliseo Podestá de La Plata se iluminó una vez más, el viernes 8 de septiembre, para recibir a Los Cafres.  Esta banda de reggae nunca desilusiona en sus shows y esta no iba a ser la excepción. El recital estuvo lleno de aplausos, baile y una interacción divertida entre el público y Guillermo Bonetto, líder de la banda.

             Los Cafres eligieron a Orión XL para la previa de su show y no pudieron haberlo hecho mejor. Esta banda, oriunda de la ciudad de las diagonales, puso todo el power para que su hip hop todavía quedara resonando en las cabezas de todos los que los escuchamos y nos dieran ganas de googlear su nombre, descargar su música, rapear con su mismo entusiasmo.

No fue casual la elección de los chicos de Orión XL, ellos grabaron junto con Los Cafres la canción Eco en el Silencio que está dentro de su disco “Kaos & Armonía”, lanzado en el 2016.  En el videoclip oficial aparecen artistas de ambas bandas, combinan el reggae y el hip hop y logran una fusión excelente para los seguidores de ambos géneros. Lo pueden ver en este link:  https://www.youtube.com/watch?v=pftJbV9PWl4 .

Cuando los chicos de Orión XL dejaron el escenario al final de la presentación hiphopera, después de algunos minutos, la banda esperada por todos apareció detrás del telón, que volvió a abrirse esta vez con los acordes de Sé que el mar, tema de su último disco “Alas Canciones”.

Al ritmo de su tema El silencio, Bonetto bajó del escenario y cantó entre la gente, que le estiraba los brazos y él los agarraba y saludaba mientras les tocaba las cabezas a algunos y les chocaban las manos. De entre la gente, salió una mujer que se paró al lado suyo con su teléfono mientras transmitía en vivo para las redes y…  ¡él se sumó! No sólo eso sino que se puso a menear en la mitad del pasillo con otra de las fanáticas. No faltaron los gritos y las risas de los demás que celebraban la buena onda del artista.

Y es que las dos horas del recital fueron de pura buena onda, buena energía, que es el principal mensaje de la banda. Además de presentar varios temas de “Alas Canciones”, tocaron los clásicos que hicieron vibrar el teatro: Dale!, Si el amor se cae y De mi mente.

Repasaron algunos temas de sus discos anteriores, como Imposible, de “El paso Gigante”; Hace falta, de “Suena la Alarma” y Momento, de su álbum “Barriletes”. Cerraron el show con Casi que me pierdo, canción de su disco “El paso gigante” donde estalló el público y el cantante aprovechó para agradecer a todos los que estuvieron agitando la noche.  Durante el show, Bonetto gritó: “¡Vamos, viejito, que nos queda para rato!” Y sí, hay Cafres para rato… Por suerte.

Escrito: Jorgelina Macchiarelli

Ph: MAV Arte