¿Para qué ser normal? – Massacre en Groove 7/11/15

Son ya las 3am del Sábado, hace calor y alrededor de media hora atrás finalizaba su presentación Richard Coleman. La gente se reúne bien cerca del escenario, dejando ver media pista vacía; todos esperamos con impaciencia que se abra el telón.
Finalmente se detiene la música y aparece Massacre. Walas saluda al público y comienza “Te leo al revés”, pero no hay tanto movimiento como este cronista desea.
La banda de skate punk comienza un repaso por varios de sus discos con canciones como “Angélica”, “La nave” y “Tanto amor”. Luego dos momentos hermosos se suceden: “El hombre normal” -tema que no es usual escuchar en vivo- despierta el Alma preguntando ¿Para qué ser normal?, ¿para qué ser social? ¿para verte llorar? , y el homenaje que el grupo hace a Virus y su fallecido cantante Federico Moura: todos bailan al ritmo de “El probador”.
Promediando el show, cambia el paisaje y “Vienen zombies”, se plantea la jugada y, ya que la fuga es imposible, me enciendo y pogueo con unos pocos. 
El final, como no podía ser de otra manera, es bien arriba: “Violence” agita las aguas, y ahora sí se armó; la gente grita, empuja, siente. Llegó el momento y, sin dar respiro, el cannot make forget empalma con una viola violenta, comienza “Nuevo día”, y es el momento de dejarlo todo. Se abre una ronda, empezamos a girar y el pogo se arma lindo. Sonreimos entre golpes y euforia hasta que el show termina.

Sudor y lágrimas se mezclan. Esto fue nostalgia y alegría, fue tristeza y emoción. Mandarina mandarina, acá estuvo Massacre, Massacre Palestina.

Escrito por Leandro Bonini