“Muertos, pero vivos” 4 de Propina en Niceto 30/7

Recuerdo haber conocido esta banda en aquellos Festivales “Zona Rock” en el Microestadio Malvinas Argentinas allá por Diciembre de 2011, cuando empezábamos con esta sana costumbre de PaSaR La OnDa y quedar con la sensación de que me habían pateado el nuca; este Viernes que cerraba el mes de Julio me presento la misma sensación, otra vez fueron los uruguayos de 4 pesos de propina los culpables; ahora en Niceto Club.

“El universo trata de mostrarte que de lo inmenso formamos parte…y…” ya todos saltando ferozmente le dábamos la bienvenida a los muchachos, esperando por el primer explote de la noche al momento de que Diego Rossberg tirara el primer estribillo de “Caigo y me levanto” ; pero no nos dieron respiro después; recién llegaron los primeros aplausos tras sonar al hilo “Naufrago” y “No hay tiempo”. Contundente, es la palabra que se me vino a la cabeza en ese momento, no fue en el único honestamente.

Más tarde seguirían sonando temas de “Surcando”;  hasta que llegaría el  “Grito de armonía” con “Glu glu”. Tengo la necesidad de detenerme en este punto del show. Puede que este cronista haya tenido la sensibilidad un poco a flor de piel ese día; pero, después de llevar un tiempo haciendo esto no me suelen conmover con tanta facilidad desde la escena y aquel día paso. Se bajaron las luces y también se bajo el frontman al piso del lugar, literal, como todos, mientras desde la planta alta bajaban burbujas en un acto premeditado, que lució espontaneo y se cerro la magia de ese aclamado tema con un descomunal solo del saxo de Rodrigo Baleato como para ponerle el moño a la situación.

Se termino ya? Bien podría haber sido así; pero no, había mas. Como para que no decaiga llego “Maldita Ciudad”; de la mano de la Tuba de Gaston Puentes; se armo de lo lindo otra vez y repitieron el modus operandi del tema anterior pero extendiendo a todos los integrantes el momento del lucimiento en su respectivo instrumento.

Y ya que estamos, seguimos; así fue, nos siguieron mostrando todo su multirítmico repertorio. Tuvo su lugar el “Scracht” con “Navegante” y en “La balacera” de la mano de Gaston Pepe, que ademas se ocupa de la percusión, pero también el cuarteto con “La Verdad de la Milanesa” por ejemplo. Hay para todos los gustos, pero siempre dejándonos palabras que te llegan sobre todo por la convicción con que lo hacen y les marco otro detalle: en “Ea ea apepe” no hubo uno de ellos que no este cantando la parte que afirma: “Lo importante es el amor” con o sin mic delante.

Como vengo con la flores a full, me veo en la obligación de equilibrar un poco la balanza en favor del realismo, pero dejo fuera la banda; la pequeña manchita en aquella noche se debió al sonido del lugar, que falló en algunos pocos momentos.

No quiero dejar de mencionar a quien, según mi criterio, es pieza fundamental de esta banda; hablo de Joquin Baranzano, que se encarga de las teclas, trayendo la plataforma de despegue aunque acompañado bien cerquita por Rodrigo Calzada, que desde su bajo compite, sanamente, por aquel timón.

Finalmente se fueron los uruguayos, después de 2 hs de intenso show con el clásico “Hoy sopa hoy”. Lo que queda de este año los tendrá ocupados con la salida de su primer DVD llamado “Muerto, pero vivo” pero seguirán yendo y viniendo desde el otro lado del charco.

Desde mi parte  espero ansioso un nuevo material de estudio, espero que me vuelvan a emocionar, espero que me vuelvan a patear la nuca…seguramente así sera…hasta la próxima 4 pesos…Sayonara!