Más NUESTRO que nunca (Festival Nuestro 5/5/18)

Se realizó una nueva edición del FESTIVAL NUESTRO en Tecnópolis. Llegó el Sábado 5 de Mayo y ya se contabilizaban, al menos, 4 días de incansable lluvia sobre la caótica Buenos Aires, tal es así que los organizadores recomendaban llevar ropa liviana y botas para hacerle frente al clima que parecía no dar el brazo a torcer. Pero los milagros a veces ocurren, para el mediodía de la fecha señalada, un manto cubrió el predio y lo impensado sucedió: la lluvia paró.

El marco del evento fue único. Cruzando la entrada principal (Av. General Paz casi Constituyentes) nos esperó una larga caminata hasta lo que fue un segundo control de tickets, y luego, la caminata continuaba al menos unos minutos más. Una vez llegado al epicentro del festival, el mismo nos recibió con su esencia y dejó bien en claro porque como NUESTRO no hay ninguno. Tatuajes temporales, peluquería, metegoles, espacios destinados para ser graffitiados, de los mas variados food trucks para el deleite gastronómico, exclusivo parque cervecero para los que cumplían con la mayoría de edad, y la joyita de la fecha: presentando el DNI te prestaban un equipo completo de mate para el disfrute de una fecha soñada.

El predio contó con cuatro escenarios: ROCK, donde tocaron las bandas de mayor renombre y trayectoria; CHURRO, destinado a bandas originales,  donde el folk se mezcla con el rock; URBANO, la cultura under como el hip-hop y el trap se hizo escuchar, y por último el llamado OTRAS FORMAS, con distintos números de stand up y teatro de improvisación.

A diferencia de otros festivales, se observó gran caudal de gente ingresando a las primeras horas del mismo. El público fue de lo más variado: Adultos, jóvenes, niños y sus familias, mujeres de todas las edades exhibiendo su pañuelo verde para pedir la despenalización del aborto.

Hubo un desfasaje de exactamente una hora para los horarios publicados en la grilla, claramente atribuible a la lluvia del Sábado por la mañana, lo que provocó que los ajustes finales se hagan esperar. Después, todo marchó sobre ruedas, una organización a nivel de los grandes festivales internacionales. Aplausos.

El puntapié inicial lo dió la banda oriunda de Bahía Blanca, “Luceros el ojo daltónico” en el escenario ROCK, y una vez que la pelota comenzó a moverse no paró. Lo siguió “Sol Pereyra” y “Rocco Posca” -Hijo de Favio- nominado a los premios Gardel en la terna mejor álbum nuevo artista de rock, cerró su presentación en el festival con un fragmento de “Hey Jude”, famosa canción de The Beatles. También hubo ska y un poco de reggae por parte de “La maruja”. El show fuerte de la tarde lo pusieron los cordobeses de “Eruca sativa”. La presentación giró principalmente en su ultimo álbum “Barro y Fauna”.

Ya se hicieron sentir los primeros pogos y las primeras banderas para cuando a las 18hs sonó “El Bordo” seguido por la banda de Julián Kartún, “El Kuelgue” banda multiestilo donde cada show es único e impredecible. Ya el ambiente era distinto, se acercaba la hora, es que se venían los dos platos fuertes de la noche “Los ratones paranoicos”  y “La Beriso”, estos primeros fueron hit tras hit haciendo repaso de su historia donde sonaron temas como: Rock del gato, Destruida roll, Sigue girando y Rock del pedazo. Todo concluyó con “Para siempre”  donde al final del mismo, Juanse -lider de la banda- se despide con un: “Gracias a todos por todos estos años de rock and roll. Viva Argentina. Hasta siempre, gracias por todo” sentenciando el final de los ratones, aunque los más  escépticos afirman que seguirán girando.

22:05 fue la hora en la que se escucharon los primeros acordes del conjunto de Avellaneda liderado por Rolando “Rolo” Sartorio. Abrieron la noche con “Mañana” del álbum “Historias” y durante casi 2 horas -el show mas extenso de todo el festival- recorrieron varios temas de sus seis discos de estudio. La presentación tuvo varias joyitas: Rolo con una remera de Diego Armando Maradona, dedicándole parte del show a él. Néstor Ramljak, vocalista de Nonpalidece, cantando junto a ellos el tema “Madrugada” y por ultimo Conde Kung -pianista- hizo un solo con un popurrí de clásicos del rock nacional tales como “Los Dinosaurios” y “De mi” para terminar entonando “Estadio azteca” -Andrés Calamaro-, que por supuesto, fue coreado por todos.  Concluyeron la noche con “Traicionero” y agradeciendo, como es costumbre, a todo el publico presente.

Continuó Dancing mood en el escenario CHURRO, mientras se preparaba todo para el cierre de Nonpalidece aunque ya con menos gente porque el publico rockero al cierre de “La beriso” emprendió la vuelta a casa.

Y finalmente fue así, 00:25 sonó Nonpa, durante casi una hora para darle la despedida a un festival que pasó por todos los ritmos, estilos, colores y sabores. Quizá  esa mezcla cultural seamos todos juntos, por eso mismo, este festival es más NUESTRO que nunca.

Escrito por Gonzalo Julián Suazo.

Ph. Nadia Gonzalez