“Luego, el Lunes no fue tan Lunes” (Heurística en el Rincon de Boedo y Antidomingo 24-4-16)

Esto fue un encuentro casi fortuito: me levanto un tanto averiado y leo algo tarde un mensaje. Tocan en una hora.

Con sueño y una dirección, me fui hasta Boedo, donde se inauguró un nuevo y muy bien armado espacio cultural, la primer banda a participar fue Heurística.

Si comienzo por mencionar que este cuarteto está formado por un egresado del conservatorio y tres egresadas del Centro Polivalente de Arte, podés confiar en su calidad musical; si te agrego que son de Mar del Plata, claramente te va a sonar a sol y playa. Pero el condimento que se te escapa, si todavía no los escuchaste, son las sensaciones, los paisajes, situaciones y sonrisas. El arte es como espuma besándote la mejilla, tras el romper de una ola. Con un sonido característico de mucha madera, la banda la conforman Matías Martínez en voz y guitarra, Victoria Moriz Campos en voz, Julieta Centurión en drum, percusión y accesorios y Rosario González Sáenz en violín.

Yendo a lo fáctico, Heurística vino de rally para clavar 6 fechas en un mismo fin de semana. Los encuentro el Domingo, cargando el trajín de 4 shows, pero a la vez relajando al acercarse la vuelta.

De formato bien íntimo, ambas presentaciones fluyeron plácidamente. Son las 16:40 en El Rincón de Boedo, y comenzó a sonar Agua. La gente está cerca, la energía, como todo, se regenera en algo nuevo, la comunión es tal que los cuerpos, sentados, se mueven al ritmo de Murmullo, Hoy, A vuelo de pájaro, un carnavalito que, como mínimo, te arranca una sonrisa.

Por la noche el encuentro fue en Saavedra, en Antidomingo, un pequeño restaurant donde el olor a comida casera y la predominancia de madera pintaban un escenario perfecto que terminó de completarse con el suave repicar de la lluvia sobre  el techo de chapa. Con Gira Carrusel introdujeron a los comensales al viaje de Heurística. Tras Marroquí y Mujer, presentaron Soy capricho, tema nuevo compuesto, según me comentaron los compañeros, por Rosti (violín). A vuelo de pájaro era, también, el elegido para cerrar esta velada pero, al pedido de “otra”, sumaron Al latir, tema que da nombre a su segundo disco.

Al terminar, bajo una lluvia intensa, nos movilizamos para coronar la noche con juegos, charla y unos buenos amargos. Toda la vuelta a casa sonrío. Luego el Lunes no fue tan Lunes.

Escrito por Leandro Bonini

Ph.: Heurística