El poder que los hace… INVENCIBLES! (CRONICA de DENY en Niceto 20-09-14)

Sin ser habitúe del género musical que hace Deny, me llevé muchas buenas impresiones el sábado en Niceto. Tienen una propuesta novedosa y buena. Viene en la tónica de toda una movida under hardcore que tiene afluentes en Shaila, Nueva deny2Ética y Melian, entre otros y que parece que está recolectando y bien desde el 2007 cuando se formaron en zona norte. Los tres trabajos que integran su discografía, el DVD y la cantidad de seguidores que mueven, lo demuestra.

De movida, el público que los sigue es algo que sorprende. No sólo por su cantidad sino porque además, en su gran mayoría, está compuesto de pibes y pibas, que no tendrán más de 25 años, con mucha polenta, con muchas ganas de hacer mosh y que siguen a la banda por todos lados y que viajan desde lejos para verlos. Un poco con esa pasión con que se sigue a las bandas a esa edad. El show del sábado fue “ATP” y esto abre la posibilidad para que algunos de los más chicos, adolescentes, que siguen a la banda puedan ir con alguna madre o tía que les haga el aguante. Y estas son situaciones con que particularmente me encontré a la salida del recital.deny

Palpitando un recital de Deny, enseguida salta a la luz que el vivo les sienta muy bien. La cantidad de cosas espontáneas que se generan entre los músicos y los seguidores, ese ida y vueltaconstante permite decir que estamos ante una banda que piensa en su público y que tiene muy en claro eso de que sin los seguidores, no hay continuidad ni crecimiento posible. Parte de esa retroalimentación de electricidad recuerda, tal vez por la edad o el estilo del público que los sigue, a los recitales de Boom Boom Kid.

A medida que fueron pasando los temas, el mosh fue en aumento y viendo esa situación, el cantante Nazareno Antolini deny4igualmente los interpeló para que todo reviente, para que se venga abajo. Por ejemplo, cuando hicieron “Documento 3”, Naza pidió que se parta Niceto en dos y en “Resistiendo golpes”, bajó a la pista para hacer mosh entre el público, mientras
seguía repartiendo screams con su micrófono inalámbrico. “Se vale todo” advirtió antes de bajar y esto fue lo que pasó. Se valió todo, le tocaban el pelo, lo arrastraban de un lado a otro y después, lo trasladaron hacia el escenario en andadas.

La espontaneidad de la cinética que se genera en el show queda condensada con lo que pasó después. Así como Nazareno bajó a la pista, en el tema “Invencible”, pasó al revés. Uno de sus seguidores, Lorenzo, uno de los chicos que nos estuvo dando su testimonio post recital, se subió al escenario y se puso a la par de los músicos, igualándolos en los saltos y screams, hasta que la seguridad lo sacó.deny5

Otra cosa que me llamó la atención es que, al tratarse de una banda que no conocía, de un género particular que no frecuento, fue un recital que me permitió una entrada. Y en esto destacó los matices que tiene la banda. El primer tema con el que abrieron “Guerra tras guerra” de Invencible (tercer disco, puesto en circulación este año hace poquito) con su estilo bien hardcore y más pesado tuvo como plato fuerte el screamo de Naza, la potencia de la batería de Agustín Dupuis y la forma energizante con que se mueven los músicos en el escenario. Naza, los dos guitarristas Joaquín Joaco Ortega y Miguel Mateo Sevillano y el bajista Juan Pablo Uberti.

Al segundo tema, “Alien versus Deny” o en “Una razón” ofrecieron otra cosa y ahí es deny6que pude entrar de lleno en la música por el costado más punk melódico que tiene la banda, con las dos voces claras del bajista y de Joaco que se combinan con los gritos de Naza. La combinación de estas tres voces está muy bien lograda. Sin contar que este penduleo entre los distintos géneros permite ir disfrutando distintas cosas como para no aburrirse. Además, todo esto entremezclado con esa forma enérgica que tienen ellos de moverse arriba del escenario y el mosh de abajo permiten envolverte en el lugar, por más que te quedés al costado.

Lo que quiero tratar de describir, en definitiva, es la sensación que queda en el cuerpo y en los cuerpos a la salida del recital. Porque es algo visual, que sedeny7 percibe e impregna. Es una mezcla de collage, pastiche de vivencias y con estas últimas líneas procuro reflejarlo. No estoy queriendo decir, con esto, que se trata de una banda presentista, efectista y sin contenido. No es eso. Es que las luces, los flashes, los videos, las remeras, los tatuajes, los cuerpos, el mosh, la adrenalina, la electricidad, el screamo, las voces claras y melódicas, el metal, el hardcore, el punk, la velocidad, el movimiento, la cinética, la descarga. Seamos jóvenes, seamos “Invencibles”. El tiempo es ya y ahora!

Escrito por Yanina Mazzarella
Fotos de Eugenia Martínez de PAZ y MUSICA