El Gaucho Power aplicado (Cuarteto de Nos en Museum 01/04/18)

El pasado primero de Abril, el Cuarteto de Nos volvió a presentarse en la Capital Federal. En aquel Domingo de Pascuas, no resucitaron estos seres venidos de la vieja “banda oriental” sino que se mostraron mas vivos que nunca. El lugar que eligieron para este regreso fue el recinto de Museum, en el barrio de San Telmo.

A eso de las 21.15 hs comenzaron a sonar los primeros acordes de “Apocalipsis Zombi”. Acto seguido, pasarían “El hijo de Hernandez”, “Ya no sé qué hacer conmigo”, “Enamorado tuyo” y “Bipolar” casi sin respiro. Esto suele suceder cuando suenan los uruguayos, aunque no deja de sorprenderme. Es un SHOW con todas las letras, pero con un plus: EL GAUCHO POWER…

Hace unos meses veía a UB-40 en el Luna Park y más tarde a The Offspring en Cosquín. Los dos tuvieron la misma característica: una gran performance, ajustada en cada detalle, con un tema tras otro, espectacular sonido, pero no mucho mas. Faltaba algo, faltaba el carisma. Eso que hace que la situación en la que uno está, deje de ser un espectáculo para convertirse en una experiencia; el momento en el que uno se da cuenta que el artista esta ahí, dejando todo lo que tiene, que esta siendo autentico, que esta fluyendo.

Comparo estos tres shows por lo que me dejo el Cuarteto. La certeza de haber vivido un show internacional, como un paquetito que viene con la entrada; con un plus que nos incluyo de inicio, nos hizo parte. Un claro ejemplo fue cuando Roberto Musso nos planteo el momento: “Un ft. con Roberto” el juego en el que los integrantes de la banda cantaban un fragmento de una canción para saber quien lo acompañaba en el siguiente tema (“Mirenme”).

Insistiendo en la idea, puedo sumar a la argumentación la gran calidad del sonido que lograron y el manejo de los tiempos. ¿A que me refiero? Simple, la presentación esta pensada en su totalidad. Hay un momento para agitar, hay un momento para retomar fuerzas, hay un momento para la comedia (principalmente llevada por Santiago Tavella), hay un momento para reflexionar, hay un momento para introducir los nuevos cortes del disco, hay un momento para el teatro (se viene una gira por el conourbano bonaerense en ese tipo de escenarios) y también hay un momento para retirarse.

“Yendo a la casa de Damián” nos marcó el camino de salida y así, se cerro una noche de Pascuas, signada por el particular estilo de esta banda internacional que, como hace mas de 30 años, sigue evolucionando, desarrollando y aplicando su: GAUCHO POWER!!!

Escrito por Cristian Devoto

Fotos de Kevin Koppe