“Desafío superado” Las Pastillas del Abuelo en el Malvinas Argentinas

Allá por el 2011 Las Pastillas del Abuelo sacaban a la calle “Desafíos”; 4 años después lo despidieron en el predio del Estadio Malvinas Argentinas y dije predio si, porque el Estadio cubierto hubiese quedado muuuuy chico.

Como bien dice el nombre del disco en cuestión, para mi esa noche representaba justamente eso, un desafío. Jamás había estado presente en uno de sus shows. Ahora, se preguntarán por qué; simplemente no le encontraba el gustito a esta banda aunque a mis oídos siempre llegaba el mismo mensaje: “Las Pastillas en vivo son algo distinto, diferente; miralos y después me contas”.

Cuando una banda llega tal cantidad de público es inevitable, lamentablemente, que se le cuelguen motes para explicar el por qué del éxito, como si existiese un única razón o una fórmula para lograrlo; el más escuchado por los detractores de la banda sería: “Es una banda de minitas”. Apenas arranco el show, casi al unísono del final del primer tema y ante la primer mirada a esa masa enorme de gente: hombres, mujeres y chiquilines, “Piti” se encargo de descargar la primera clave para resolver el motor de mi presencia esa noche: “Tan solo una banda de minitas, no?” y así arrancamos.

Seguimos con los echos; en “Cambios de tiempo” se subió el primer invitado de Coverheads, “Carucha” Podesta para ponerle un poquito más de rock; después fue el turno de su compañero: Emanuel “Caño” García Lopez para hacer “Enano” y más tarde de subiría Hugo “Estas en todos lados” Lobo con su trompeta para “Viles Medios” y acá meto parate.

Yo soy de la idea de que si contás con herramientas tenes que usarlas ¿Que carajos tiene que ver? El formar parte de una banda tan convocante trae la herramienta de ser una fuente grande de influencia y tenes que usarla con responsabilidad; es por eso que cuando alguien como la editora de la Revista Perfil, se encarga de ponerte en una vereda política, es super necesario que limpies el mensaje que estas bajando: “Yo no estoy de ningún lado” dijo esta vez “Piti” y para rectificarlo llego el momento de hacer “Gobiernos Procaces” en lo que fué el costado más contestatario del show.

La fiesta siguió, como durante las 2.15 hs. que duró la presentación en donde la mayoría del público, por no decir CASI TODOS, se cantaban cada una de las letras, esas que son gran parte del contenido sonoro de la banda y que arman temas profundos como “Ojos de Dragón” o “Leer y escribir” y otros tantisimos que hicieron.

Creo que por lo general, en toda banda, hay lideres músicales; lo cual no desmerece a los que no lo son, forman parte de un todo y en este caso se nota que son muy buenos músicos; pero sin lugar a dudas, noté que el sustento de Las Pastillas recae en las teclas de Alejandro Mondelo y por su puesto, en la particular y tan presente voz de Juan Germán Fernández.

Fueron a full en todo el show, no hubo parate. Las melodías fueron creando los climas necesarios para que no se bajara la intensidad; ni hablar de la prolijidad con la que lo hicieron; un repertorio largo muy agitado y festejado acompañado por un interesante uso de las visuales a los costados del escenario.

El desafío de a poco iba llegando a un veredicto…pero creo que la balanza terminó de inclinarse cuando en “El cowboy” sentaron a toda la multitud para luego levantarnos…pero bailando… lentito, como para irnos tranquilos para casa. Si a eso le sumamos la insistencia de tirar centros para bandas amigas como Los Enviados de Thot o La Furia de Petruza demostrando humildad y compromiso con los colegas; se me hace que no necesitan que les traduzca en letras el resultado de mi periplo aquella noche.

Hasta en el final se diferenciaron los chochamus…nos dejaron con ganas de más…repentinamente se fué “Desafios” pero nos dejaron la certeza que se vendrá un nuevo disco este año…

Tranquilos…hay Pastillas del Abuelo pa´ rato…ellos están como quieren…con un presente, y un futuro… a puro sentimiento junto a “La 20” que, claramente… la explota!

Escrito por Cristian Devoto.