Cosquín Rock 2018- Día 2

Domingo, 11 de Febrero de 2018, La Falda, Córdoba, 15.30 hs. El micro N° 4 de la empresa de turismo “Rocanrol del País” ya estaba presto a salir hacia el Aeródromo de Santa María de Punilla para vivir el día 2 del Cosquín Rock 2018 y saben que? Llovía…

Sonó El Mató un Policia Motorizado por primera vez en el escenario principal y las gotas se fueron haciendo mas tenues hasta que desaparecieron por completo. El piso mostraba rastros de barro que parecían no cumplir como complicación para que la jornada continuara de la mejor forma, y así fue…

El escenario Quilmes Garage fue, por segundo día consecutivo la vidriera de la vanguardia del festival. Primero Lucca Bocci, con su soltura y desparpajo; Lo´Pibitos frente a un gran marco de publico; el demorado pero revelador show de Louta dando muestra de su fama, internacional e incipiente nacional y el cierre a puro Rap/Jazz de la mano de Militantes del Climax fueron algunas de las muestras de esta sentencia.

En este día de cierre, el escenario temático fue el siempre presente Heavy. Carajo, Plan 4, Asspera, Viticus, Los Antiguos, Ácido Argentino (Hermética sin Iorio) entre otros y para el cierre Horcas saciaron a todos los sedientos de poder metalero.

Volviendo al principal, tuvimos el gran show de Los Espiritus, que no paran de crecer y, a continuación llegó el primer plato fuerte de la tarde/noche: Residente. El puertoriqueño, ex líder de Calle 13, vino con su banda internacional por excelencia  y dejo el escenario chiquitisimo. Confrontativo, activo, atlético, combativo, consciente, positivo, emocionado se lo vio a Rene Perez Joglar. Toco un mix de temas que incluyo “Somos anormales”, “Desencuentro”, “Hijos del Cañaveral” y “El futuro es nuestro” de su reciente placa solista y clásicos como “El aguante”, “La vuelta al mundo”, “El baile de los pobres” y el significativo “Calma Pueblo” dedicado a la industrial musical y su accionar adoctrinantes. Fue alrededor de una hora en la que la pareja de la actriz argentina Soledad Fandiño, se reconoció parte de nuestro país y demostró su mensaje libertario en su original música como canal.

Más tarde llego el turno de la infaltable Vela Puerca y de los históricos, renovados, Ratones Paranoicos para que las banderas volvieran a copar las cercanías a las vallas del escenario.

Una vez terminado el show de los encabezados por Juanse se dió la clásica conferencia de prensa de José Palazzo en la que nos hizo un resumen de lo sucedido en el festival, despejo dudas sobre ausencias, contó algunos detalles de la planificación para el año 2019. También, nos revelo que uno de los shows que mas esperaba era el de The Offspring quienes llegaron sobre la hora por algunos problemas de logística del pueblo que están trabajando para solucionar.

Si, llegaba The Offspring, la frutillita. Los comandados por el impoluto Dexter Holand nos llevaron a un asiento, y nos mostraron, por clavados 40′, todos, o casi todos los hits que escuchamos durante las ultimas décadas. Cero errores, una banda afiladísima que vino a hacer su show, saludar tibiamente y dejarnos re contra manijas por mas, pero no, no vinieron a eso.

A todo esto, La Mississippi, de manera brillante, se encargaba de cerrar “La casita del Blues” . Un escenario que esta quedando chico; a su segundo año de vida volvió a convocar muchísima gente y hace pensar quizas que el proximo año conozcamos a la “casa del blues” y algunas de sus comodidades, pero habrá que esperar…

Para cerrar el festival del mito de las sierras, dos bandones: Guasones, que como siempre la descoció y Los Gardelitos que tocaron por dos horas hasta a las 4 de la madrugada.

Después de muchos años, el Cosquín Rock, tuvo solo dos días de duración. Puedo afirmar que la experiencia es igual de intensa,  hasta quizás, mayor. Este año, la idea fue llevar bandas que les gustan a la gente y creo que, aunque siempre habrá algunos insatisfechos, esta grilla fue de las mejores en un largo tiempo.

Nos llevamos muchos recuerdos en la mente, pero, fundamentalmente se volvió con la certeza de haber vivido la variada escena musical argentina, porque eso es lo que debe tener un un verdadero festival, uno que sea realmente Federal y eso, es lo que sigue siendo el Cosquín Rock…

Hasta el #CR19…

Escrito por Cristian Devoto.