Amas de casa rock en Velma cafe

“Amas de casa rock” presentó su disco “Amor bacteria” en Velma Café el miércoles 27 de mayo pasado en un clima intimista y en un recital lleno de emociones.

            El telón se abrió alrededor de las diez de noche mientras el público ya estaba acomodado en las mesas de Velma Café y empezó a mostrarse el video de “Puerta”, una de las canciones que integran el disco que se presentaría.

            A continuación y en medio de un silencio de teatro que inyectaba más emoción y nervios a la noche y con las luces aún apagadas, aparecieron en escena y elegantemente producidas, Daniela Doffo (cantante y guitarristas), Julieta Pol (guitarrista), Nadia Lago Sáez (bajista) y Maru Cámara (baterista). Colocadas cada una en sus puestos en medio de  los aplausos iniciales; Daniela, se paró, actitud cien por ciento rockera con su guitarra calzada, su vestido negro de transparencias y sus tacos altos en medio del escenario y tras anunciar “Esto es ama de casa rock”, sonó “Mis Sueños”, seguida de “Estás conmigo” y “Así es la vida”.

            “Amor bacteria” lo tocaron entero y hay que decir que es un disco de ésos que precisan ser escuchados varias veces para poder comprender la profundidad de lo que se dice, acompañando ese rock tan marca ochenta, bien al frente. Los temas están llenos de frases hermosas, de pensamientos que comparten, de dolores, de sentimientos, de sueños cumplidos, de hadas, de lo bueno y malo que tiene la vida. Son espejos de las vivencias que hay que recorrer para poder decir que se ha vivido. Esa introspección y la emoción que acompañó todo el show tuvieron que ver, también, con una ausencia que, sin embargo, en los cuerpos de ellas y en la sentida forma en que Daniela interpretó los temas se percibe más como presencia. Es la del gran músico, Carlos “el negro” García López, fallecido el año pasado, a quien le dedicaron el disco porque fue alguien muy importante para ellas, que las ayudó en la siembra del camino que hoy están cosechando.

            De a poco, los nervios iniciales fueron menguando y entre tema y tema, mientras Daniela afinaba su guitarra, se daba tiempo para charlar con el público presente. Agradeció a su padre por haber venido de Jujuy, confesó que era un lujo estar allí, anunció que esto era sólo el comienzo y lo que siguió fue el hermoso tema “Aroma pasado”, donde lució un punteo de guitarra y la voz de Daniela, esta vez, en versión desgarradora.

            Entre la presentación completa de “Amor bacteria”, hubo tiempo, también, para un set acústico y estrenar nuevos temas. Entonces Daniela quedó sola y con su guitarra acústica mostró “Llueven”. En el siguiente tema, se le sumaron Maru –con cajón peruano-Nadia, Juli para versionar, en formato acústico, la canción de Charly García “No se va a llamar mi amor”, que incluyó palmas por parte del público y un juego de punteo, a cargo de Daniela, de “Rezo por vos”. Terminando ese set acústico, “Dioses de las capitales” inició con Daniela en solitario para luego, unírsele en el medio del tema y con toda la potencia de sus instrumentos, sus tres compañeras.

            Llegaba la parte final y allí estuvieron presentes el melancólico blues “Despedida”, que tal como lo presentó Daniela, no tiene entrada ni salida porque es una “despedida”; “Dimensión desconocida” que contó con un solo de batería a cargo de Maru que se llevó los aplausos de todo el Velma; “Cicatrices”, “Esto no es nuevo”, “Llegará la paz” (otro tema nuevo) y “Derecho natural”, el tema que abre “Amor bacteria”, donde todo el sonido más rockero y cargado de la banda fue acompañado por las palmas del público.

          Después del saludo final y que las músicas salgan del escenario, el show terminó tal como empezó: con un video del backstage de la grabación del videoclip “Puerta”. Entonces se las podía ver a las cuatro en los entretelones del estudio “Tea Imagen”, produciéndose, para la grabación. El video terminaba con una frase de Daniela que sintetizaba lo que era para ella el concepto del disco. “El amor al final de todo, es bacteria. Pero es amor”, decía mientras sonreía y mientras su imagen en la pantalla se iba a apagando y las luces del Velma Café comenzaban a prenderse.

            Y ese concepto del disco “Amor bacteria” es algo que deja pensando. Porque es cierto. El amor -y cualquier tipo de amor- puede convertirse de mil maneras posibles. A veces, se transforma en costumbre; otras, puede devenir en un infierno. Pero como Daniela nos apuntaba en la entrevista que “Pasa la onda” le hizo a las cuatro músicas al final del show: “Cuando el amor es verdadero, nunca se termina”. Por eso, es bacteria, porque sigue en los cuerpos, nos rodea, es presencia en el ambiente y en todos lados.

Escribió:  Yanina Mazzarella

Fotos: Nadia Guagui